¿Convives con algún psicópata?

Leticia Ybarra

Un psicópata no tiene por qué ser un asesino en serie, un marginado social o una persona a la que consideremos mentalmente insana. Muchos se encuentran entre nosotros y pasan desapercibidos. Lo que nos separa de ellos (a menos que seas un psicópata) es su carencia de sentimientos. No conocen la empatía, son incapaces de experimentar amor, lealtad, arrepentimiento…

El doctor Hervey M. Cleckley, pionero en la investigación sobre psicopatía, distinguió dos vertientes psicópatas: psicópatas criminales y psicópatas integrados o no-criminales. Hay que tener siempre en cuenta que ambos perfiles comparten su rasgo más importante, esa falta de sentimiento alguno, de frialdad extrema. Los primeros son aquellos que infringen la ley: ya sea a través de robos, violaciones, asesinatos (normalmente en serie) y otros delitos. Es alrededor de hannibal-lecter1estos donde gira el mito alimentado por el cine y la literatura. Personalidades escalofriantes y a la vez fascinantes inmortalizadas en figuras como Hannibal Lecter, Patrick Bateman, Alex de Large o Annie Wilkes.

Los psicópatas integrados, en cambio; suelen tener trabajo, familia, amistades y aficiones. Así nos lo advierte Robert Hare, investigador de renombre en el campo de la psicología criminal: “los psicópatas no son sólo los fríos asesinos de las películas. Están en todas partes, viven entre nosotros y tienen formas mucho más sutiles de hacer daño que las meramente físicas. La mayoría de ellos llevan una vida normal”.

Los psicópatas se auto-consideran seres superiores, muchos de ellos se caracterizan por una notable inteligencia y perciben los sentimientos como una debilidad del resto de los humanos. Nunca los han experimentado, pero conocen las “normas” que regulan la sociedad, las reglas del juego. Son grandes fingidores, y aprovechan esto para adaptarse a las situaciones que supuestamente generan respuestas emocionales.

Es decir, que si tienen que fingir estar tristes, ilusionados o enamorados, se pondrán la máscara y actuarán con maestría. Como decía Frank Ochberg, uno de los padres de la psicotraumatología: “A estas personas no les importas. Si son listos saben cómo fingir que les preocupas, y lo hacen muy bien”. Robert Hare seguirá esta línea : “El engaño y la manipulación son talentos naturales en el psicópata(…) Además, muestran una sorprendente falta de preocupación por los devastadores efectos que sus acciones causan a los demás”.

Una característica llamativa de este tipo de personas es su atractivo. Los psicópatas son seductores y divertidos. A esto se le ha denominado el glamour de los psicópatas. También suelen caracterizarse por una marcada promiscuidad.  Son personas muy seguras de sí mismas y saben cómo caer bien a la gente. Cleckley  define este aspecto con los siguientes atributos: el psicópata es “inteligente”, “encantador”, “despierto” e “inspirador de confianza.” Pero se advierte que aunque al principio den la impresión de que son personas de fiar, con el tiempo, van perdiendo la confianza que los demás depositan en ellos.

En su escala de evaluación de psicopatía (PCR-L), conocida por ser un instrumento de referencia a nivel mundial, Robert Hare evalúa veinte aspectos  que comparten los psicópatas. Entre ellos se valora la conducta sexual promiscua, el sentido desmesurado de autovalía, mentira patológica, afecto superficial, capacidad de manipulación, ausencia de remordimiento, falta de empatía, carencia de amigos de la infancia y otros aspectos del individuo para determinar si este no es psicópata, se acerca a serlo o lo es plenamente.

Aunque es difícil determinar un porcentaje exacto, la OMS establece que entre el 1%y el 2% de la población es plenamente psicópata. A simple vista puede parecer un porcentaje pequeño, pero implica que como media; de cien personas, una o dos sean psicópatas. Por lo que es muy probable que conozcas a varios a lo largo de tu vida, que en tu lista de Facebook tengas un psicópata filtrado, o que en tu trabajo haya alguno (reza porque no sea tu jefe).

Los psicópatas tienen un gran ansia de poder  y  se proponen alcanzar sus objetivos sin ningún tipo de reparo moral. Es decir, que para llegar a la cima, se pisan las cabezas que sean necesarias y punto. Se estima que  entre altos directivos y cargos importantes el porcentaje de psicópatas sube a un 4% de la población.

Hay que tener en cuenta que los psicópatas distinguen entre el bien y el mal, pero su carencia de sentimientos suprime batemancualquier tipo de moral. Se pondrán la máscara del bien únicamente si les es útil para alcanzar algo. Sentir pena por un psicópata es un error, a éste nunca le importarás. Un psicópata solo se sentirá frustrado si no logra alcanzar algún objetivo suyo. Jamás le importará el problema de nadie ni la persona que tiene el problema, ni se emocionará verdaderamente ante algo que no le beneficie directamente.

El psicópata cosifica al resto de seres, les da la categoría de cosas, a las que recurrirá o no en la medida y tiempo en que le resulten útiles . El psicópata se considera pues un ser perfecto al que el mundo brinda todos sus recursos. Si algo no le sale como quiere o es juzgado de forma negativa por otros hombres, considerará que el error reside en ellos, no en su persona.

Por último, en cuanto a si el psicópata nace o se hace, hay mucha controversia. Se estima que la carga genética influye, al igual que otros estudiosos también ven imprescindible un factor ambiental. Sin embargo, para que una persona resulte ser un psicópata, no ha tenido porque pasar necesariamente por una infancia de maltratos y abusos, sino que también proceden de lo que consideraríamos una familia normal. La mayoría de profesionales consideran a la psicopatía un trastorno de la personalidad más que una enfermedad mental. Muchos defienden que ante la ley tienen que ser juzgados como personas totalmente capacitadas, pues distinguen entre el bien y el mal, no tienen alucinaciones…Saben lo que hacen y porque lo hacen. Y no lo olvides, un psicópata nunca va a dejar de serlo.

Anuncios

10 Respuestas a “¿Convives con algún psicópata?

    • hola Matilcia, l averdad que si me gustaria debater el tema y saber exactamente que es convivir con un psicopata, si tienes tiempo o lees esto, me encantaria si te pusieras en contacto conmigo.

    • Por favor platícame acerca de tu experiencia porque le padre de mi hijo es un psicópata y no se como lidiar con eso. Te lo ruego contáctame.

    • hola! pues tengo una amiga que ella misma me ha dicho que es psicópata , y es a la primera persona que le ha contado su problema , ella dice que “soy la única persona a la cual no ve como un juguete , o al menos eso intenta” y que no me preocupe que ella nunca intentaría traicionarme , también me dijo que se “esfuerza por no destruirme” , y me pide que no me aleje de ella. ¿Qué debería hacer? ¿Cómo debería actuar? necesito ayuda.

      • no necesitas hacer nada, si siguen siendo amigas es porque siente que de alguna manera tu compañía la entretiene intelectualmente, ya sea porque alimentas su intelecto o en caso contrario no aportas mucho y alimentas su narcisismo. De cualquier modo no esta en tus manos, solo sigue siendo tu.

      • Mantente lejos de ella o al menos no confíes. Si realmente es psicópata te va a traicionar, engañar, jamas te defenderá de nadie o de nada. Si no te puede sacar dinero o alguna cosa te abandonara en el peor momento . Cuidado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s